regalos para el dia de la mujer cordoba

Y el cielo que te admira sumíase a tu risco haciendo el milagro de mi alma, ya sin mal; y al verme sin la muerte, sin luchas en mi aprisco sentías la victoria de tu hijo ideal.
Dos de sus empleados reparten piezas de incienso crudo en el suelo y comienzan a ordenarlas.
En el Cielo: un Juez y en la Tierra: testigos: Hombres, cántaro, y cruz; Hermanos.
Entonces te diré: voy en pos de ti, "dulcera infinita" de estos mal sentidos versos.Tiene unos bastoncitos Sencillos pequeñitos Propios de tu humildad, Y una falda muy amplia; Tu generosidad.Eso sí, no vuelvas otra vez a claudicar contempla que es tu propia alma dorado templo de Dios lugar donde ese niño viene a orar con vos y es tu regazo tibieza de la más mullida cuna donde dormida su cabecita sueña con mil colores.Pues sabes Madre Santa, que al rebosar el día de vuelta tus купон бургер кинг ноябрь desdichas habrás que retener; y todas las promesas de indulto y cortesía se tornen en ajados laureles, sin placer Recuerdas Ama amada ingentes madrugadas do el sueño sin pupilas huía del portal; pues.Porqué te llevó el Señor sin completar tu tarea, antes de que tu hijo sea un orgullo para.Por el gozo de tus siete espadas.Ir al inicio A MI madre ausente Consuelo Lezcano Ruiz En el umbral de esta tarde aprisionando mis recuerdos en clara ensoñación te veo, curvada a contraluz bebiendo tus sinsabores, arropando tus esperanzas.La esencia del amor.En éste Contumazá que lucha, pero no avanza, lo poco que hay ya no alcanza, díganme si no es verdad.



La que pare con dolor entre gemidos y risa, la que en su mente eterniza, a su hijo en dulce candor.
Inmortalizaré a tu nombre en mis labios y el recuerdo de tu gran amor en mi corazón, recogeré de ti aquellos consejos sabios y en las noches hablaré de ti en mi oración.
De: Versos de mi alma.
Pero yo sé, Madre, Que algún día regresarás en pañales Como vienen las cosas que aún se quieren, Para que nos arropes Y nos despiertes por las mañanas.Ir al inicio mamita Soneto Tito Pérez Quiroz Virtuosa, primordial y compasiva, fratema y de dichos pertinentes, tú eres la mamita de fe viva, mirada y seguida por las gentes.Y cómo tus labios modulaban la plegaria que tu alma en pequeña oración repartía cuando escuchabas susurrar tu nombre en la boca de tus hijos?Ir a Presentación, ir a Efemérides peruanas, día de la Madre.Ir al inicio madre DEL campo Nelson Quiroz Ascurra Madre del campo, de la leña astillosa, del humo lastimero, de las madrugadas.Otra vez tus bendiciones las necesito al partir y abrazarte a mi regreso para verte sonreír.Si tengo penas, ella las calma; si tengo dudas, me las disipa; si alguien me ofende, ella me abraza y en mis desvíos me da perdón.Eras maravillosamente de fuego y cicatriz.



A ti, madre, bella como un crisantemo.


[L_RANDNUM-10-999]